2.jpg

Historias de pacientes - Mirta Lourdes

Mirta Lourdes
Hola

Mi nombre es Mirta Lourdes, soy de Perú, fui operada y diagnosticada en el año 2000. a los 15 años me apareció el tumor en el lóbulo izquierdo de la tiroides, sin síntoma alguno.
No contaba con información adecuada y no le di importancia sino 10 anos después, cuando decido consultar y me dicen que necesita una operación, esto en un hospital de provincia donde no había especialistas, extrajeron el tumor, lo envían a la capital para las pruebas de patología y los resultados dan carcinoma papilar.
Viaje a la capital para someterme al tratamiento con especialistas quienes recién me explicaron en que consistía como debí proceder, las pruebas, procedimiento quirúrgicos y los posteriores tratamientos y cuidados que debía tener.
Me extirparon la tiroides y paratiroides en una cirugía de casi ocho horas por que tenia ganglios comprometidos según pruebas patológicas en el momento de la cirugía, hasta tres grupos del lado izquierdo, según me explico el cirujano de cabeza y cuello, me dieron tratamiento con iodo 131, posteriormente con la gamagrafia dio negativo, me hicieron los rastreos respectivos hasta el 2005, dando todos negativo.

En todo este proceso, nunca me angustie ante la palabra cáncer, sonreía y ni rastros de depresión, conté con el apoyo de mi familia que estuvieron todo el tiempo conmigo, sobre todo mi madre, que es lo mas importante en momentos como este.
Ahora que soy madre de una pequeña de tres años, recién siento temor ante la sombra de un posible resurgimiento, a pesar de haber transcurrido casi nueve años y los rastreos de los primeros años críticos dieron negativos.

no puedo decir que no me cambio la vida, el caso es que ahora soy dependiente de una medicación de por vida de levotiroxina y calcio, y con el paso del tiempo veo ciertos efectos en mi organismo como resequedad de la piel, trastornos digestivos, fatiga, hormigueos y adormecimientos, hasta cambios de humor con alteraciones de cólera por cosas simples, muchos de estos síntomas son controlados con la medicación, pero es justamente este proceso lo que me recuerda que a pesar de ser una persona "completa" ya no soy la misma de antes del diagnostico, aunque ante los demás demuestre lo contrario.

pesar de todo la vida continua y ante casos mas críticos que los de uno seguimos adelante con fuerza y la energía que nos dan nuestros seres queridos que nunca nos abandonan en momentos como estos,

no olvidemos lo importante que es consultar con los médicos especialistas en cada tipo de enfermedad y recurrir a ellos a tiempo.

Un saludo a todos y la lucha por la vida nunca se abandona.