TIROIDITIS DE HASHIMOTO Y CÁNCER

En este espacio le damos la bienvenida a los nuevos usuarios para que se presenten, además pueden tratarse aquí todos los temas generales sobre la enfermedad.
Este espacio esta dedicado a la memoria de Magda, que ya no está con nosotros (aclaramos que no fue debido al cáncer de tiroides) Magda ha sido un sostén fundamental de este espacio durante 8 años. Nuestra más profunda gratitud !

TIROIDITIS DE HASHIMOTO Y CÁNCER

Notapor pegaso el 03 Ago 2008, 00:14

TIROIDITIS DE HASHIMOTO Y CÁNCER

En 1992, Manuel Montesinos y su equipo de colaboradores publicaron un estudio realizado sobre 1364 pacientes tiroidectomizados por bocio nodular, o multinodular, eutiroideos. Hallaron que, a "semejanza de otras publicaciones" el promedio de edad de los pacientes fue de 44 años (con un 95,2% de mujeres). Encontraron cáncer de tiroides asociado a tiroiditis de Hashimoto en el 13,4% de los casos del total de carcinomas operados, el 10,5% eran portadores de tiroiditis de Hashimoto - no hubo relación significativa entre títulos de anticuerpos y cánceres hallados (5). Pese a que la mayoría de los autores referían que entre un 65-90% de los pacientes con tiroiditis de Hashimoto presentaba altos títulos de anticuerpos, Manuel Montesinos publicó en su trabajo que los mismos estaban elevados sólo en un 40% de los pacientes.

La relación de la tiroiditis de Hashimoto con el cáncer tiroideo ha sido objeto de frondosos planteos. Si bien se ha opinado que la enfermedad no tendría potencialidad maligna, la discusión persiste. Se pensó que existiendo un estudio subclínico de hipotiroidismo, el aumento sostenido de Tirotrofina (TSH) podría predisponer a la formación de carcinomas de tiroides (5). Manuel Montesinos no halló diferencia significativa en la frecuencia de carcinoma entre pacientes con ó sin tiroiditis. Por otro lado no resultó interesante la diferencia de tiroiditis que presentaron o no carcinoma.

Enfermedades asociadas a tiroiditis de Hashimoto:
Además de la posible relación de tiroiditis de Hashimoto con el cáncer tiroideo, según se planteó antes, existen asociaciones de la enfermedad de Hashimoto dignas de consi-deración: otras enfermedades autoinmunes órgano específicas (endocrinas o no), como nódulos paratiroideos sólidos e hipoecogénicos, sin alteraciones del metabolismo fosfocálcico. Se halló concomitancia de tiroiditis de Hashimoto con hiperparatiroidismo sin relación causal aparente o demostrable. En 1983 Lever y colaboradores hallaron una prevalencia del 50% para esta asociación (6).
Aunque poco frecuente, la asociación de tiroiditis de Hashimoto con Lupus Eritematoso Sistémico está bien establecida. Después de los 50 años de edad el Lupus tiene una incidencia del 12% en la población general. Se observó presencia de Lupus Eritematoso Sistémico (LES), con prevalencia 4:1 en mujeres respecto de los hombres, con presencia de anticuerpos antinúcleo, células LE positivas, y síndrome de Sjögren agregado. El diagnóstico del síndrome de Sjögren se confirmó por estudios centellográficos de glándulas salivales y por biopsia labial. Se halló depósitos de IgA, IgG e IgM (inmunoglobulinas) y C3 en la membrana basal de la dermis, con anticuerpos antifracción microsomal positivos(17), y con depósito de "Mucina" en la dermis("mucinosis papilonodular de Gold"). Se trata de lesiones muy infiltrativas, poco inflamatorias, por un depósito intenso de mucopolisacáridos ácidos en la dermis. Esto puede presentarse en el Lupus, pero aquí el hipotiroidismo era concausa del depósito dérmico de mucina. Un 57% de pacientes con L.E.S. presentó alteraciones de la función tiroidea (6,6% en hipotiroidismo).

En 1987, Jonsson y colaboradores hallaron tiroideopatías y síndrome de Sjögren asociados, con presencia de HLA B8 y DR3; no definieron si la afección tiroidea era de etiología autoinmune(7) pero el Sistema Mayor de Histocompatibilidad estaba involucrado.

Punción Biopsia de nódulos en la tiroiditis de Hashimoto:
El método diagnóstico de punción tiroidea ha ido cobrando importancia. Se considera que la punción tiroidea con aguja fina es un método altamente sensible y específico para arribar al diagnóstico. Se ha hallado nódulos tiroideos en paciente de sexo femenino en forma prevalente, y la punción con aguja fina, bajo control ecográfico confirmó el diagnóstico de tiroiditis de Hashimoto en todos las casos(16). Se ha publicado informes acerca de la conveniencia de utilizar aguja gruesa o fina en las punciones tiroideas. Los pacientes sometidos a ambos métodos (eran portadores de tiroiditis crónica autoinmune por detección de anticuerpos antitiroperoxidasa). La citología del material obtenido por biopsia en las punciones con aguja gruesa mostró una sensibilidad del 62%, y una especificidad del 96,7%. El diag-nóstico definitivo de tiroiditis crónica autoinmune se basó en la detección de dichos anticuerpos (16). En una serie publicada (Ablan Frankline y Arch) de 1647 biopsias de lesiones difusas y nodulares, se recurrió a la opinión de dos patólogos para validar el método. En este trabajo la patología benigna resultó la más frecuente de todas, tanto en las presentaciones nodulares como en las difusas (17).

Ecográficamente la tiroiditis de Hashimoto suele presentar un agrandamiento no homogéneo de la glándula, sin características específicas. Se ha descripto un patrón de micronodulación en correlación con los niveles séricos de anticuerpos. Esa micronodulación tiene un 94% de valor predictivo positivo para el diagnóstico de tiroiditis de Hashimoto. El halo hiperecogénico se explica por una capa de tejido fibroso perinodular. La tiroiditis de Hashimoto entraña mayor riesgo de linfomas, cuya nodularidad es también hipo-ecogénica. Existen falsos negativos en punciones de nódulos de tiroiditis de Hashimoto que en el momento de la punción presenta títulos no dosables de anticuerpos antitiroideos (18).

Estudiando 9287 tiroidectomías totales con una incidencia de tiroiditis de Hashimoto que presentan cáncer, del 25,5%(4), pudieron distinguir que cuando esos nódulos (de t. de Hashimoto), eran centellográficamente "fríos" el 32% conte-nían cáncer (1985, OH; R,A y Calandra DB)(4). De todos los cánceres descriptos por punción tiroidea el 80% fueron cánceres de estirpe "papilar", y el 20% fueron de estirpe folicular ( en el mismo trabajo referido).

Fuente: http://www.smiba.org.ar/med_interna/vol_05/05_04_03.htm


Aaahhhhh! Nunca le digan a un Japonés que es Chino

En 1912, el médico japonés Hakaru Hashimoto (1881–1934) –que trabajaba en la facultad de medicina de la universidad de Kyushu- describió cuatro mujeres mayores de cuarenta años quienes presentaban un bocio difuso de consistencia firme, proclive a causar mixedema, que presentaban aspecto inflamatorio en la patología debido a la infiltración linfoide, por lo que denominó este hallazgo como struma linfomatosa.

Besitos! Flo (pegaso)
"Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber." Confucio
Avatar de Usuario
pegaso
 
Mensajes: 3682
Registrado: 09 Ene 2008, 16:23
Ubicación: Costa Rica

Re: TIROIDITIS DE HASHIMOTO Y CÁNCER

Notapor Niria el 03 Ago 2008, 07:49

gracias pegaso.--- :mrgreen:
Cada cuerpo es un mundo, y sin tiroides... es una galaxia jijiii...
* Hay dos cosas que son infinitas: el universo y la estupidez humana; de la primera no estoy muy seguro.
Avatar de Usuario
Niria
 
Mensajes: 2464
Registrado: 15 Mar 2008, 07:10
Ubicación: Mexicana en exilio volutario en España, Almería.


Volver a Cancer Diferenciado de Tiroides (El foro de Magda)

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Dietas con Bajo Contenido de Yodo Consejos luego del Radioyodo Recomendaciones y Recetas de Comida Asociacion de pacientes con cáncer de tiroides de la Republica Argentina